viernes, 25 de julio de 2008

El Charro Bragao Enfrenta al Tingas (parte 2 de 4)

Cuenta la leyenda que existió un héroe que no se permitía descanso alguno. En un tiempo donde la justicia es tomada por propias manos sin temor a nada. Un héroe temido por todos pero eficaz y decidido. No trabajaba gratis y por esa razón era temido, se recompensaba de maneras poco coherentes y en ocasiones (no siempre) surgía un valiente con toda la intención de vengar la manera de cobrarse las cosas de el charro bragao (el héroe o antihéroe). Este hombre no era cualquiera, simplemente era el "Tingas" Martinez y en aquellos tiempos del oeste, las cosas se arreglaban a balazos o a duelos, en pocas palabras era "la ley del más rápido, hábil y con suficientes pantalones".



El Charro Bragao Enfrenta al Tingas



El Charro Bragao se subió al caballo que anteriormente especifique que era hermoso, y dándole un fuerte manotazo emprendió la búsqueda de aquel hombre al que llamaban Tingas Martinez, a los pocos segundos, había salido del condado y a unos metros adelante se sintió estúpido e imbécil o imbécil y estúpido, había olvidado preguntar donde se encontraba el Tingas, para lo que no tuvo más remedio que regresar. Para esto se respiraba alegría y felicidad en el bar ya que el charro había partido y no lo verían por lo menos un buen rato más, aún así por miedo a soplones nadie hablaba de él, no sabían con quien podrían estar platicando y de esa manera surgiera uno de aquellos chismosos con los que contaba el charro bragao.

Cuando todo era algarabía, dulzura y emoción dentro de la cantina se escucho entrar al mismísimo charro bragao; de un momento a otro todo volvió a quedarse en silencio, ni una alma haciendo el menor ruido, paz y tranquilidad, un panteón o al menos daba la apariencia de que era un velorio en lugar de cantina a lo que el charro bragao dijo -¿porque se callan todos? ¿acaso acaban de ver al diablo en persona o que?- Silencio... Nadie hablaba ni se veía un poco de interés en alguno por hacerlo, el charro bragao no esperaba que alguno fuera a responderle las dos preguntas; afuera de la cantina se podía observar al charrillo castigado por el charro bragao, caminando por todo el condado sin ropa alguna, totalmente desnudo, su cara estaba roja de la vergüenza pero sin bajar la mirada siguió con la petición del charro bragao y humillado caminaba esperanzado por terminar de hacer su recorrido.

Sin más rodeos el charro bragao pregunto, pero ahora si buscando respuesta, que donde se encontraba el Tingas Martinez, y no hubo ninguna alma que cumpliera respondiendo -¿debo creer que nadie sabe donde pueda estar este hombre?- Silencio de nuevo. -Pues bien, tendré que tomar al azar a unos cuantos y forzarlos a que me digan la respuesta que espero conseguir- Se dirigió hacia la esquina del lado derecho de la cantina, a lo que todos los que en aquella parte se encontraban solo pudieron sentir pavor y un poco antes de que llegara a la primer mesa, uno de los que se encontraban sentados ahí se levanto y tartamudeando le hizo saber que el hombre parado al final de la barra, quien llevaba unos pantalones blancos y sombrero oscuro, tenia toda la información que necesitaba, que era muy allegado al Tingas, que él lo conocía; cuando el charro bragao volteo, aquel hombre ya había echado a correr al baño que le quedaba a un costado, ni tiempo de agradecer le dio al charro porque acto seguido se puso en busca de atrapar al que podía informarle. Antes que nada si por ahí se preguntan que porque no se unieron todos en la cantina a darle su buena tunda al charro bragao, siendo tantos y el solo uno, les diré que este es mi cuento y si lo quiero hacer así de absurdo, se tendrán que aguantar porque así lo pensé, además imponía tanto que no se animaban aún siendo tantos. Cuenta la leyenda que el charro bragao solito y su alma, acabo con 15 y todos armados, nomas para que se den una idea, así que ni se les ocurra pensar que era tonto que no se levantaran contra el toda la gente en la cantina.

Volviendo a la historia, el charro bragao llego a la puerta del baño, la cual se encontraba cerrada por dentro, el charro dio unos pasos hacia atrás y de una patada hizo ceder a la puerta permitiéndole a los ojos del bragao observar que por la ventana salia el hombre. El charro no salto de la ventana, se fue corriendo hasta la puerta de la entrada, salio y de un salto se sentó en su lindo caballo, haciéndolo correr en dirección a la parte trasera de la cantina. A unos metros corría el conocido del Tingas y no pudo continuar su retirada pues ya le había cogido del saco que llevaba puesto, se bajo de su caballo después de haber detenido al caballo que llevaba una velocidad envidiable (creo yo el narrador ya me enamore del caballo) y le dio unos cuantos golpes al infame y estúpido hombre, le exigió respuestas y no tuvo más que decirle que se encontraba escondido con otros dos hombres a las afueras de el condado, por las alturas, justo al lado de la piedra del lobo; era un lugar lleno de arboles y un lugar perfecto para descansar del sol, con mucha sombra y excelente para esconderse. Le hizo la segunda pregunta, quería saber porque se escondían y de igual forma no tuvo más que responder después de sufrir dolorosas torceduras hechas por el "héroe" Bragao, se suponía que se escondían con una fuerte suma de dinero robado del pueblo cercano al condado.

Y por segunda ocasión el charro bragao emprendió la retirada de aquel condado pero esta vez no salia solo, llevaba de manera forzada al conocido del Tingas por si lo confesado resultaba mentira, ya no había más demora, ahora si vería por fin al Tingas Martinez y no solo eso, ahora hasta había ¡dinero mal habido por recuperar!



Continuara...

12 comentarios:

aNdAiRa dijo...

Ei, este cuento me encató, con sus partes cómicas, serias, interesantes, emocionantes, no me como las uñas porque las he estado cuidando mucho... pero aqui feliz leyendo al dos por uno, pues para entender me aventé la presentación del charro este.
Pues que charro ese tan loco, hasta me puedo imaginar su mirada y la voz de esas que retumban el el lugar, voz ronca de esas de hombre, incluso hasta escuché el sonido de las espuelas cuando se plantó de nuevo en la puerta de la cantina (o será resultado del trancazo que me acabo de meter.. ouch la cabeza). Pues esperemos a ver que pasa, todo está así como muy puesto para una emboscada, solo falta ver que los bandidos no esten muy tomados y ver que puntería tienen, porque no me gustaría imaginar correr sangre, aunque el rojo es bonito color. Ya vamos a la mitad y continuaré a la espera de lo faltante.
Ahhh y sobre el caballo jeje creo que si querido narrador.. te ha flechado, pero que no se entere el charro bragao, porque si no, nos deja sin final de la historia... yo una vez vi un caballo parecido al que describes y ahh que bonito animal, solo que ese era medio fresa, se le notaba al caminar...
Sale pues nos estamos leyendo. Cuidate..

* L i L Y * dijo...

jajaja me dió harta risa xD eso del tingas! jajajajajaja, saludos Frank!

Anónimo dijo...

CADA VEZ SE PONE MEJOR ESTA HISTORIA.YA QUIERO SABER QUE VA A PASAR CUANDO EL CHORRO BRAGAO Y EL TINGAS SE ENFRENTEN.
Y CLARO SABER QUE VA PASAR CON EL HERMOSO CABALLO SI LLEGA A PASARLE ALGO AL CHARRO BRAGAO.

Gittana dijo...

Hola Frank...

Gracias por seguir con la historia, no sabes como me gustan.

Hoy reí!!! gracias...

Srta. Maquiavélica dijo...

ese charro negro me dio miedo¡¡¡¡¡no será el diablo?? guaperrimo me gustan estos cuentos neta q tienes talento¡¡¡
besos
conectate al msn para parlar no seas malo anda andaaaaaaaaaa

Sir V4RoL Of Tatty Narja dijo...

¡El clásicazo anti héroe!


Que buena lectura me aventé con este blog...sígale mi buen que yo le sigo...


Y sí que está enrizador el cuento...

oscareque dijo...

Ah regresó el charro bragao y el tingas, eso si está bien chido.

Jajajajaja eso es todo dude, apenas vamos a la mitad y ya quiero ver como será el enfretanmiento, por un momento me imaginé una escena tipo volver al futuro.

Definitivamente estaría genial poder escuchar la voz de cada uno de estos personajes.

carla'sdreams dijo...

ohhh me quedo a medias otra vez , bue!! , bien pensado la del charro de llevarse al chismosete , asi los cuentos quedan aclarados, quiero un caballo asiii , ya me acorde del caballo super hermoso jejeje, un besote frank .
sorry por la demora.

Kathy*... La Famosa Golpeadora de Hombres dijo...

Buenísima histororia eh!!!!,
bueno, todos tus cuentos son
padres, ya sabes que yo soy
'fans' tuya jejeje XD...

Pero lo que más me gusto fue
tu aclaración jajaja, porque
yo jamán pensé que a 15,
tl ves 12 o 13, pero 15 el
solito :P jajaja...

Besotes Frank!!

Xareni dijo...

Yo también me estoy enamorando del caballo.
La historia se pone interesante, esperemos la tercera parte.

Nadia dijo...

andale jajajajaja andaba de vacaciones en eventos freaks jajaja claro a usted no le diria nada usted si es bueno y yo platico con los buenos jajajaja

FeR dijo...

Que pasa compañero?? pues ya ando de regreso por aqui, esto se pone bueno como te dije estilo volver al futuro me recuerda pero que mejor con tu estilo que tienes para crear y narrar una buena historia como esta , esperemos el enfrentamiento el tingas martinez!!!! es la ley!!! , animo !!!!

Related Posts with Thumbnails